recto abdominal

Evaluación del recto abdominal antes y después del embarazo

Son muchas las pacientes que tras saber que están embarazadas se preguntan si pueden seguir entrenando con normalidad y si su musculatura abdominal seguirá siendo igual antes o después del parto. Por ello explicaremos los problemas y posibles patologías de tener un bajo tono abdominal (recto abdominal) y de realizar una mala planificación del entrenamiento de la zona.

Para entenderlo necesitamos saber que la pared abdominal está dividida en 2 partes (derecha e izquierda) por una línea vertical de tejido conjuntivo llamada línea alba. Esta línea, según avanzan las semanas de embarazo se va agrandando y engrosando hasta crear un espacio entre ambas partes de la pared abdominal, este suceso es completamente normal dentro de la fisiología del embarazo puesto que es una respuesta del cuerpo para alojar mejor al bebe.

Tras dar a luz, esta apertura vertical en la musculatura abdominal debe ir cerrándose poco a poco para volver a su estado inicial y aportar consistencia al tronco, para ello debe quedar completamente cerrada y tapizada protegiendo la columna con la activación de dicha musculatura.

En todo el proceso de apertura de la línea alba y sobre todo en la fase de vuelta a su estado natural, se debe evaluar con una imagen ecográfica, con la que podremos medir exactamente milímetro a milímetro cuánto se ha distendido y cómo se está cerrando, y así evaluar si esa fase de vuelta a su sed es normal o patológica. 

¿Cómo evaluar el paquete abdominal?

Se pide al paciente una flexión del tronco, y con ayuda de la sonda ecográfica se evalúa la apertura máxima de la línea alba. Tanto un excesivo aumento y distensión de la línea alba, como un un cerramiento incompleto, son patologías que se describen como diástasis de rectos (recto abdominal), la excesiva apertura de los rectos abdominales.

Esta patología es frecuente tras el embarazo, ya que se agrava en algunas pacientes que previamente tenían la línea alba algo distendida o simplemente no tenía un buen tono abdominal. 

¿Cuáles son los síntomas de diástasis de recto?

La diástasis de rectos puede generar dolor lumbar, incontinencia, molestias viscerales y complicaciones en próximos embarazos, por lo tanto es fundamental evaluarlo y tratarlo.

Actualmente existen diferentes tipos de técnicas como la gimnasia hipopresiva, vendaje funcional y el pilates terapéutico, todas estas pretenden, mediante ejercicios de fortalecimiento del paquete abdominal, ayudar a cerrar la apertura y reducir la diástasis de rectos.

Unos de los errores más comunes tras el parto en las embarazadas es la realización de ejercicios de flexión del tronco, como es el típico abdominal o crunch, ésto sólo agravará el problema ya que el paquete visceral empujará la línea alba hacia fuera generando más apertura aún, los ejercicios deben activar la musculatura abdominal llevando y generando un efecto de recogida del abdomen para reducir la apertura.

Por lo tanto es muy importante la evaluación pre y post parto de la musculatura abdominal por un fisioterapeuta cualificado y formado en ecografía, así como una correcta prescripción de ejercicios hipopresivos y basados en el método Pilates.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Whatsappeamos?