Condromalacia rotuliana

Condromalacia rotuliana

La condromalacia o condropatía rotuliana está descrita como un excesivo desgaste de la rótula (hueso sesamoideo que sirve de unión entre el tendón del cuádriceps y el tendón rotuliano insertado en la tibia), y más concretamente en su cara posterior la cual articula y roza con los cóndilos femorales (parte más distal del hueso fémur).

Este excesivo desgaste no se debería producir en circunstancias normales ya que la rótula está preparada anatómicamente para articular con el fémur y no sufrir un desgaste prematuro. Por lo tanto, cuando existe una condromalacia rotuliana en la mayoría de los casos también existe una desviación lateral de la rótula que la hace articular de forma incorrecta contra el fémur.

¿Porqué se produce una condromalacia rotuliana?

Puede venir provocada por varios factores, debilidad o desequilibrio muscular, desviación ósea, malformaciones de tendones, etc. 

La mayoría de las veces suele deberse a un problema estructural como una malformación de la rótula o los tendones que la sujetan, los cuales toman como solución principal una intervención quirúrgica realizando un medializado de la rótula o medializado patelar, que consiste en una incisión del tendón rotuliano o cuadricipital centrando la rótula para que ésta articule de forma correcta con el hueso fémur.

Esta patología también puede tener su origen en una debilidad o descompensación muscular, es decir, la rotula comúnmente está desviada hacia el lateral de la rodilla por un exceso del vasto externo del cuádriceps que tracciona hacia la parte externa de la rótula y la obliga a no articular bien con el fémur.

¿Siempre es necesario pasar por cirugía?

En casos como estos, la fisioterapia tiene muchas soluciones y herramientas capaces de solucionar el problema sin pasar por una operación médica. La descarga y reducción del tono de la musculatura del vasto externo mediante técnicas como masaje, punción seca o estiramientos son tratamientos eficaces para recentrar y medializar la rótula, y además se trata la sintomatología potenciando el vasto interno encargado de llevar la rótula hacia la línea medial y corregir el desequilibrio muscular, esa potenciación puede realizarse con ejercicio terapéutico y con técnicas como la electroestimulación muscular impartidas por un profesional de fisioterapia.

Otra causa muy común de condromalacia es un excesivo valgo de rodilla, claramente visible en personas que tienden a juntar las rodillas al andar, y consiste en una desalineación de la tibia respecto al fémur frecuentemente provocado por una falta de tono y fuerza en glúteo medio (músculo que consigue estabilizar la cadera y rectificar o centralizar el fémur alineandolo con la tibia para que pueda articular con la rodilla de forma correcta).  Un entrenamiento continuado de esta musculatura y ejercicios de equilibrio prescritos por un especialista en rehabilitación y exclusivamente adaptados para cada paciente y sus cualidades físicas y patologías previas sería el tratamiento ideal para corregir esta desviación de rótula 

En conclusión la condromalacia rotuliana tiene múltiples factores causales y debe ser evaluada por un fisioterapeuta especialista y ser tratada en consecuencia.

One comment on “Condromalacia rotuliana

  1. Es un excelente fisio a nivel técnico profesional, así como buen y buena persona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Whatsappeamos?